Esta es una novela narrada en tres tiempos, ya que te presenta la vida de tres personajes: la autora de los cuentos de hadas, Nell y Cassandra. Trata sobre temas como el abandono, la perdida de la identidad al no saber de dónde vienes o quienes son tus antepasados y la lucha por descubrir tu origen. También sobre el impacto de los secretos, el poder de la verdad y las consecuencias de las buenas y malas intenciones de los personajes. 

SINOPSIS

La historia comienza en 1913, cuando una niña de apenas 3 años es abandonada en un barco en la costa de Inglaterra con destino a Australia.  Al arribar a su destino, un hombre que trabajaba en el puerto se percata de que la pequeña está completamente sola e intenta encontrar a su familia, pero la niña no sabe ni su nombre, ni el de sus padres ni la razón por la que está ahí sola, lo único con lo que contaba era con una maleta que contenía entre otras cosas, un libro de cuentos de hadas de una autora desconocida. Con el paso de los días y semanas, el hombre y su esposa deciden hacerse cargo de ella y la nombran Nell. La niña crece en un buen hogar rodeada de amor y cuidados, junto a sus cuatro hermanas menores e ignorando todo lo relacionado a sus primeros años de vida.

La noche de su cumpleaños veintiuno, su viudo padre le confiesa a Nell la verdad sobre su origen. Ella se siente devastada al enterarse de que es adoptada y cree que ha perdido toda su identidad. No sabe su nombre real, no sabe quiénes eran sus verdaderos padres y porque la habían abandonado en un barco en Inglaterra o si había sido secuestrada. Sentía que toda su vida había sido una mentira que se derrumbaba ante sus ojos. Años más tarde, Nell está alejada de su familia y se dedica a su negocio de venta de antigüedades. Vive sola con sus gatos y tiene una hija y una nieta con las que convive muy poco, pues viven en otra ciudad. De pronto un buen día, Nell finalmente se decide a emprender la búsqueda sobre su pasado y su camino la llevará hasta el condado de Cornualles, en Inglaterra. A su regreso a casa en Australia y satisfecha con el avance de su investigación, Nell se prepara para hacer un cambio radical en su vida, sin embargo, un buen día llega sin previo aviso su hija Lesley para pedirle que cuide a Cassandra por unos días en lo que ella resuelve unos asuntos. Nell no era cercana ni a su hija ni a su nieta, pero eran su familia y no podía negarse. No obstante, Lesley nunca regresó por Cassandra, y esta pasó a ser responsabilidad de Nell y también su fiel compañía, encontrando un poco de felicidad y sentido en las últimas décadas de su vida.

A la muerte de Nell, sus hermanas adoptivas cuentan a Cassandra la verdad sobre su origen y ella recibe una inesperada herencia de su abuela. Se trata de una cabaña con un jardín olvidado en Cornualles. Arrastrando sus miedos, su soledad y una terrible depresión por los últimos acontecimientos en su vida personal, Cassandra decide resolver de una vez por todas el misterio de su amada abuela y se embarca en un viaje tras las pistas que ella ha dejado, desde la autora del libro de cuentos de hadas ilustrado por un reconocido retratista de los años 1900-1910 de nombre Nathaniel Walker, hasta los secretos que esconde el jardín olvidado de aquella cabaña.

Los descubrimientos de Cassandra nos muestran la vida de la Autora de los Cuentos de Hadas, lo que nos lleva a la mansión Blackhurst para conocer la historia de la familia Mountrachet y entender como Eliza, Rose, Nathaniel, Georgiana, Linus y Adeline están relacionados con el pasado de Nell y cuál es la conexión entre todos ellos.  

OPINIÓN

Lo que más disfruté de esta novela fue ir armando el rompecabezas y unir todas las piezas de la mansión Blackhurst y cada miembro de la familia Mountrachet para descubrir el misterio de Nell.  Te transmite una necesidad constante de encontrar respuestas para descifrar el pasado y la vida de los tres personajes principales. Mi favorito fue Eliza y toda su historia, pese a sus buenas y malas decisiones. Disfruté incluso el aire fantasmal que llega a tener el libro en algunas partes. Los personajes me agradaron bastante, tanto protagonistas como antagonistas y me pareció una muy buena historia, con giros bastante interesantes, con tres personajes muy reconocibles y con una ambientación que te atrapa y te hace sentir dentro de la historia.

Me parece que el mensaje más valioso de la novela está en la decisión de Nell de quedarse en Australia para cuidar de su nieta en lugar de continuar con la búsqueda de sus antepasados en Inglaterra. Nell tuvo una niñez y una adolescencia fantástica, llena de amor y felicidad, sin embargo, olvidó todo eso al enterarse de su verdad e hizo a un lado todas las cosas buenas que tenía, por el hecho de no saber quién era en realidad y sentir que había perdido toda su identidad. Los años posteriores no fueron lo más felices para ella, pues se alejó se su familia, no se sentía identificada con nadie y su vida se tornó sombría y gris, e incluso ella se volvió una mujer seca que no solía expresar emociones o sentimientos. Dejó de lado todo lo bueno de su presente por ir en un busca de un pasado que no volvería. Pero cuando Cassandra llega a su vida le da un nuevo propósito y tiene la oportunidad de volver a enfocarse en el presente en lugar del pasado. No había sido la mejor de las madres con Lesley, pero podía ser una buena abuela con Cass.  

Por otro lado, me pareció muy conmovedor el compromiso que Cassandra muestra por culminar con la investigación que Nell inicio años atrás para descifrar su pasado. Es una especie de homenaje a su querida abuela por haberse hecho cargo de ella cuando su mama se desentendió y por haberla puesto como prioridad en su vida. Y debido a la desconexión con su propia madre, Cassandra se sentía aún más identificada con su abuela y los sentimientos de abandono por haber sido separada de pequeña de sus padres biológicos.

La historia me pareció buenísima y la recomiendo mucho, sin embargo, creo que no es una lectura para principiantes, pues además de ser extensa, tiene muchos cambios de tiempo y puede llegar a ser complicado mantener la estructura de la historia en un lector no habituado a este tipo de narrativas. Adicional también sentí que es una historia algo lenta y con tantos personajes secundarios que por momentos te pierde. Entiendo que la historia sea extensa, porque el lapso de tiempo que abarca es bastante largo (5 generaciones) sin embargo, la autora profundiza también en la vida de personajes secundarios y algunos que incluso yo consideré de relleno y eso me hacía sentir que no avanzaba. Si bien en algunos casos es necesario conocer el pasado de ciertos personajes para comprender su esencia y darle congruencia a la historia, a veces sentía que cierta información estaba de más y eso me hacía perder un poco el rumbo y sentía que me estancaba.

Si deseas adquirir este libro, da clic aquí.